imagen: Foto de sosteniendo un tiburón martillo, por Roblin García
Esta publicación es parte de una serie de proyectos apoyados por Aquarium’s Marine Conservation Action Fund (MCAF). A través de MCAF, el Acuario apoya a investigadores, conservacionistas y organizaciones de base en todo el mundo mientras trabajan para abordar los problemas más desafiantes que enfrenta el océano.
MCAF Fellow Andrés López, científico de tiburones y cofundador de Misión Tiburón Costa Rica, comparte noticias de su proyecto para estudiar y proteger a los tiburones martillo y su cría mediante el establecimiento de un área protegida en el Golfo Dulce en Costa Rica. MCAF ha ayudado a respaldar los esfuerzos de Misión Tiburón desde 2010, ya que ha trabajado para llevar a cabo programas de investigación, defensa, divulgación y educación centrados en la conservación de tiburones y rayas en Costa Rica. En este artículo, Andrés habla sobre los impactos recientes de COVID19 en el trabajo de conservación e investigación de Misión Tiburón.
To read the English version of this post, click here. 

Mar de Esperanza en Osa Costa Rica:  Tiburones martillo naciendo en tiempos de Pandemia Covid-19

De Andrés López

Como la naturaleza continúa con su ciclo habitual sin importar el Covid-19, estos meses de junio, julio y agosto 2020, fueron meses de nacimientos en el Santuario del Tiburón Martillo Golfo Dulce en el Pacífico Sur de Costa Rica. Desde hace miles de años, al inicio de la época de lluvias las hembras adultas vienen al Golfo para dar a luz sus crías. Las aguas ricas en calamares, sardinas y camarones les darán protección y alimento durante los primeros años de su vida.  Por esta razón desde el año 2018 los humedales del Golfo Dulce fueron declarados santuario para el tiburón martillo, esto bajo un nuevo modelo de gobernanza donde los tiburones martillo son conservados con la ayuda de las comunidades y estas a su vez, reciben beneficios directos y oportunidades de sus esfuerzos de conservación.

Foto de un tiburón martillo en el agua, por Roblin García

El tiburón martillo (Sphyrna lewini) es una especie migratoria cuyas poblaciones han disminuido drásticamente en las últimas décadas, al punto que la UICN la incluyó en su Lista Roja como una especie CRÍTICAMENTE EN PELIGRO desde diciembre 2019.  Su ciclo de vida en aguas oceánicas y costeras vuelven al tiburón martillo vulnerable al impacto de acciones antropogénicas como la sopre-pesca, la contaminación, la degradación de hábitats y más recientemente el cambio climático.

Desde su creación hace más de 10 años, Misión Tiburón ha estado trabajando en la identificación y conservación de hábitats críticos costeros utilizados por el tiburón martillo, enfocando sus esfuerzos en las áreas de crianza.  Zonas utilizadas por las crías durante sus primeros meses de vida y donde estas tienen mayores amenazas.  La base de nuestra propuesta es simple: “Si logramos que las comunidades costeras protejan las crías del tiburón martillo y estas llegan a ser adultas, habrá tiburones adultos en el futuro”.   A lo largo de esta década de trabajo se han analizado miles de tiburones, se han involucrado a más 10.000 estudiantes en actividades de concientización y se han capacitado más de 200 funcionarios, entre guardaparques, guardacostas e inspectores de pesca.  Lo anterior gracias al apoyo de aliados indispensables, este es el caso de MCAF, cuyo soporte fue crucial para la consolidación de nuestra organización y el empoderamiento del tiburón martillo con las comunidades costeras años atrás.

La creación del Santuario del tiburón martillo Golfo Dulce hace dos años, dió inicio una nueva etapa,, en la cual conservar el tiburón martillo puede beneficiar tanto a los ecosistemas marinos como a las comunidades.  Por esta razón en los últimos años Misión Tiburón ha estado promoviendo actividades alternativas a la pesca comercial, como el turismo de buceo (scuba y snorkel), el avistamiento de cetáceos y la pesca artesanal turística.  Con la llegada de la Pandemia una nueva amenaza pone en riesgo la sostenibilidad y conservación de las poblaciones de tiburones martillo.  Gracias al apoyo incondicional del MCAF y sus fondos de Emergencia, Misión Tiburón ha podido continuar con el monitoreo de los tiburones y realizar recorridos en el Santuario del Tiburón Martillo.  En los últimos 2 meses se han analizado 50 tiburones de diferentes especies, donde S. lewini continúa siendo una de las especies más comunes.  Además, se han realizado 12 recorridos en el Santuario en busca de actividades ilegales como la pesca o degradación del manglar.

Foto del equipo en el barco, por Roblin García